Luciana Elzow (Mamá. Profe de educación física).

Hola Melina, he leído todo el material, ha sido un shot de información, debo ponerlo en práctica. Te hice un par de preguntas que se me presentaron en términos generales, pero me gustaría poder ir haciéndote consultas luego, en la medida que aplique las recetas y tenga algunas dudas, aunque sé que mucho se hace al andar y al experimentar. Me han gustado. Me entusiasma empezar! Mi niño tiene 2 años y medio. Recién un par de años antes de quedar embarazada empecé a poner el ojo en los alimentos. Y antes de eso, apenas cocinaba! Entonces, leí algunas pocas cosas que me resultaron muy chinas para mí para empezar, como las leches, o los brotes. Y luego lo mejor que se me cruzó fue alguien que decía que el cambio hacia una nueva forma de alimentación puede llevar toda la vida. Así que aflojé con la fobia a los pollos inflados, la carne de vaca a la que le taladran la cabeza para matarla, y el maiz transgénico, mientras me vaya abriendo camino. Porque también nuestras emociones y nuestros pensamientos hacen a nuestra salud, y creo que el mejor motor es el amor a la conciencia y no el miedo a que la oscuridad nos esté pisando los talones. Con serenidad, como dijiste. Abrazo. ❤