¿Qué tiene que ver la teta en las preferencias alimentarias de nuestros hijos?

¿Qué tiene que ver la teta en las preferencias alimentarias de nuestros hijos?

Hoy vamos a traer a este blog una nota que me parece siempre muy interesante. Cuando nos adentramos en el tema de los hábitos alimentarios encontramos varios trabajos que señalan la estrecha relación que existe entre el tipo de alimento que consume la madre durante la gestación y los gustos y elecciones alimentarias que posteriormente desarrollará el niño. La percepción del gusto parece ir mucho más allá del reconocimiento de sabores dulce, salados, amargos, etc. Sus mecanismos aún permanecen desconocidos. El niño “aprende el gusto”, lo incorpora a través de la ingesta de la leche materna, de esta manera la madre le enseña cuáles son los alimentos seguros. Es a través de la leche que el lactante absorbe sabores y aromas, configurando su paladar, y estableciendo una familiaridad con determinados alimentos. También es interesante mencionar que las investigaciones sugieren que los niños que se alimentan del pecho materno aceptan mejor las nuevas preparaciones. Esto que suena muy científico se resuelve en la cocina madrecitas.

Fuentes que consulté:

http://pediatrics.aappublications.org/content/93/2/271.short

http://ajcn.nutrition.org/content/90/3/780S.short

JMM Villaresa, MJG Segoviab – Revista pediatría de atención primaria, 2006