Cómo hacer una torta de cumpleaños sin huevo, ni leche, ni harinas!

Desde que nos mudamos a las sierras cordobesas la vida es bastante distinta, debemos planificar las comidas mucho más a cómo lo veníamos haciendo en la ciudad, mas aún cuando uno come un poco diferente y la despensa o el supermercado no son los sitios más frecuentes de compra.
La dietética más cercana nos queda a unos 3 km y la verdulería un poco más lejos, y a lo que plantamos en la huerta todavía le falta un buen tiempo. La cuestión es que mi hijo quería festejarme mi cumple y no teníamos demasiados ingredientes para elaborar algo digno de llamarse torta de cumpleaños. Así que empezamos viendo que había. Bueno, aquí va la receta.  Teníamos dos manzanas …. dos bananas …. el día anterior había dejado en remojo castañas y dátiles para hacer helado, pero que también podrían quedar muy bien en otra preparación. Así que con todo eso nos dispusimos a ver que salía.
Descarozamos los dátiles (100 gramos), pasamos por colador y reservamos el agua. Procesamos las castañas (50 gramos) junto con los dátiles hasta lograr una pasta homogénea. Luego agregamos coco rallado (50 gramos) y mezclamos todo con cuchara. Quedó una pasta dulce muy rica!
Luego cortamos y ahuecamos 2 bananas grandes y las rellenamos con la misma pasta. Luego pelamos 2 manzanas y las cortamos en rodajas. Entre rodaja y rodaja untamos con pasta.
Finalmente tomamos una bandeja y creamos una torta móvil, dinámica, y llena de viva! Buscamos flores silvestres y decoramos, como toque final espolvoreamos con coco rallado.
Al terminar de hacerla estaba ya satisfecha … de amor!
Entonces, no necesitamos ni huevo, ni leche, ni harinas, ni aditivo alguno, necesitamos un niño con una voluntad y una perseverancia increíbles!
Salud!